martes, 17 de junio de 2008

Cometas en el cielo (The Kite Runner)

Los temas de la novela, culpabilidad, amistad, perdón, pérdida, deseo de
expiación, mejorarse a sí mismo, no son temas limitados a Afganistán, son
experiencias humanas que no tienen en consideración la procedencia étnica,
cultural o religiosa.

Khaled Hosseini



El director alemán Marc Foster, quien se dio a conocer con la película Monster´s ball, en donde Halle Berry gano el Oscar como Mejor Actriz; fue el encargado de coordinar el esfuerzo por llevar a la pantalla cinematográfica la novela Cometas en le cielo (2003) del afgano-americano Khaled Hosseini, la cual ha vendido más de 8 millones de copias alrededor del mundo.

La película gira alrededor del la amistad entre Amir (khalid Abdalla - Zekeria Ebrahimi) y Hassan (Ahmad Khan Mahmidzada), quienes se alejan por la traición de Amir y se diluyen las posibilidades de reencuentro con la invasión soviética a Afganistán. Amir y su padre se ven obligados al exilio, su destino es la ciudad de San Francisco, en donde tienen que ganarse la vida con gran esfuerzo y dejar atrás la vida cómoda que tenían en su natal Kabul.

El destino le presenta a Amir la posibilidad de enmendar de alguna forma el gran error de su vida, que le acompaña y atormenta desde el día en que junto a Hassan ganó el torneo de papalotes en Kabul. Su amigo ya ha muerto en manos de los Talibanes, pero su pequeño hijo aun vive en algún lugar de aun inhóspita y temida tierra afgana.

La historia presenta temas tan lejanos como la problemática y el sufrimiento en Afganistán, y otros tan cercanos como la amistad, la familia, el perdón, el amor, etc.; nos permite estremecernos ante la historia de otros seres humanos que quizá se encuentran tan alejados de nosotros geográfica y culturalmente, pero con quienes compartimos la profundidad y complejidad de ser humano.

Vale mucho la pena la película y seguramente el libro aun más.



3 comentarios:

Zereth dijo...

Leí la novela, y sí, es un relato estremecedor, jeje auqneu francamente es difícil ver una película basada en una novela que ya leíste, porque aunque son trabajos distintos con un punto en común, sin duda la lectura de la historia te permite recrear con muchos más ingredientes que lo que te da la película.

Besos

Pily! dijo...

Poniendome al día....

Coincido con Zereth... prefiero leer la novela en vez de la película... pocas sonlas adaptaciones al cine que valen la pena...

Saludos

Jesus Olague dijo...

No he leído el libro pero la pelíacula me pareció muy buena, sobre todo la actuación de Ahmad Khan Mahmidzada, una gran recomendación.

Te dejé un premio al esfuerzo personal en mi blog, si quieres puedes pasar por él acá

Saludos